...de Ushuaia a Alaska, allá vamos, porque a pesar de las diferencias, todos somos iguales.

viernes, 6 de abril de 2012

La vida y la muerte a la marchanta

¿Cuál es el precio de la negligencia? ¿Qué se siente al darse cuenta que uno, estúpida e irresponsablemente puso en riesgo lo único con lo que seguir viviendo? La vida. A la marchanta ella, y de la mano, su compañera, la muerte, siempre juntas…

Queridos todos, compartimos con ustedes la experiencia más extrema de todo nuestro viaje, pero la voy a presentar de dos maneras, ambas, miradas y lecturas reales de un mismo hecho. ¿Acaso la vida y la muerte no resultan, por momentos, absurdamente cómicas pero intensamente dramáticas en otros?. Vos podes elegir, tal como Tu propia aventura propone, de que manera llevarte con ellas. Yo suelo ir y venir, alternar entre una forma y otra, no puedo evitarlo, es como me sale. Por eso, para hacerle honor a mi ciclotímico corazón, que a veces llora a carcajadas y otras, ríe agua de diamantes, paso a narrarles los hechos según dos ópticas muy diferentes. La primera, la vida y la muerte: esas cosas cómicas. La segunda, una mirada más bien shakespeareana, trágica, romántica y profundamente emocional. 
Cuatro días y medio en alta mar, yendo de Colombia a Panamá en un pequeño, desordenado y maloliente velero. Uffff, nos pasó de todo hasta llegar a tierra firme, acá se los cuento. ¡Que comience la aventura, vos podes elegir!
 Camino 1:  La vida y la muerte: esas cosas cómicas.
¡Conseguimos un capitán que nos lleva a cada uno por 200$ o menos!. 
Contamos eufóricas, Aimé y yo, a nuestras respectivas parejas.
 ¡Es un belga, de 28 años que viaja y le viene bien juntar más plata. Se vino desde Bélgica!. ¿Qué? No, no, nunca viajó a Panamá, sería la primera vez…pero si cruzo el Atlántico no puede ser malo! Partimos cuando nosotros queremos y nos arma el viaje a nuestro gusto.¡Podemos pasar por el Archipiélago de San Blas y quedarnos el tiempo que queramos! ¡Iupi!.
Vamos a hacer una tabla de Resistencia Marítima, para saber quien resiste más los días en el mar, ¿dale? ¡Seguro que Clara pierde! (ja, ja…todo bien, después voy a contar quien fue la UNICA que NO vomitó). ¿Qué vamos a evaluar en la tabla?...Mmmm…escribamos: Mareo (quien se mareó más);  Vómitos (el primero en vomitar tiene doble punto);  Irritación; Negación (ósea, no aceptar la realidad de los hechos, seguro que Joaquín tiene un punto en esta, pensé yo); Cagadera; Fiebre…Aimi,¿te parece poner “deshidratación” en la tabla?-¡Jaja, estás loca, nadie se va a deshidratar..ar…ar…ar (voz en eco)”

Tripulantes del velero: 


-Capitán: Philip o “me encanta jugar a la Ruleta Rusa”
-Marineros que no son marineros: Aimé, Guille, Joaquín, Clara y…Ron. ¿Quién es Ron?. Bueno, es un estadounidense que nos llamó de urgencia para sumarse al grupo. El tema es este. Supuestamente al padre de Ron le dieron 4 meses de vida y por eso, Ruleta Rusa aceptó llevarlo gratis hasta Panamá. Cuando nos contó su historia no sabíamos si creerle o what. Pero…¿qué alma desalmada puede dejar en banda a un alma que podría desalmarse ante la inminente muerte del padre cuya alma no desalmada quedaría rondando en vida?. Entonces, a pesar del reducidísimo espacio en el velero, le dijimos a Ron que venga. A todo esto, 5 días después, cuando nos despedíamos, nos enteramos que no se llamaba Ron sino Aron. En fin…
Adentro Ron, su trágica y dudosa historia y la rareza de uno de sus comentarios: Me está pasando esto pero igual me puedo divertir eh. O: Me encantaría tomar una botella entera de ron mientras navegamos. 

Y el pre parto arrancó. Para resumir puedo contarles que antes de salir de la bahía en Cartagena, un barco pesquero de unos 30 mts de largo y más duro que un padre autoritario, casi nos choca al intentar anclar. ¡Punto para Ron por ser el que dio aviso de esto al resto de los marineros no marineros! (¿y donde estaba Ruleta Rusa en este momento? Mirando el mapa que NO tenía para llegar a Panamá en el barco de otro navegante). Y finalmente salimos, 3 horas más tarde a lo previsto, pero salimos, hasta que un grito advirtió: ¡Prohibido pasar!. Claro, el Captain se había metido contramano. Genial, en menos de 10 minutos un barco casi rompe el velero y salimos en dirección contraria. A los pocos minutos de encontrar la salida correcta (quizás Philip tendría que haber estudiado improvisación teatral ya que nos demostró ser un amante de la improvisación), el velero se encalló en la arena. Si, si, como lees…tuvimos que llamar a los guarda costas para que vengan a sacarnos y así poder continuar. 
A esta altura de la historia te estarás preguntando lo mismo que yo me pregunto ahora: ¡¿Por qué no me fui en ese instante del velero?!.  Bueno, no es tan fácil responderlo, sería como preguntarle a una mujer recién separada porque no dejó antes al sátrapa de su marido…¡Pensé que cambiaría!…sería la respuesta.

No se imaginan como se movía el velerito, pum, pam, pum…para un lado y para el otro. Tanto, que la posición más adecuada (y acá los perezosos van a hacerme un guiño) era…¡la horizontal!. Todoooo el santo día acostada, ingiriendo líquido con sales hidratantes ante la falta de apetito. ¡Punto para Joaquín! ¡Acaba de vomitar! Según el, ya se siente muchooo mejor y ahora hace un simposio sobre los beneficios del vomito en alta mar (lunes a viernes en el Ateneo, entrada gratuita, llevá tu bolsita). Aimé y Guille están atrincherados en el único camarote que tiene el velero, pequeño y oscuro. La pobre Aimi comenzó con los vómitos y no paró hasta el día final, debilitada y con el rostro emblanquecido, sostenida por Guille, que le alcanzaba un balde balde cada dos por tres (a todo esto, el balde tenía restos de un pescado que Joaquín había logrado pescar el primer día).

¿Y donde está Ron? En la cubierta, con sus calzoncillos rotos, piernas estiradas y aceptando cada una de las propuestas alimenticias que el capitán Philip le hacía. 
Segundo día y un amague que bajó la moral de la tripulación al borde de la desesperación: No podemos entrar a San Blas. Se rompió la hélice del motor. Estamos SIN MOTOR. Solo tenemos las velas. Adiós al sueño de conocer ese pedacito de tierra, adiós a la necesidad de bajar del velero de manera urgente…Nos quedarían 3 días por delante en alta mar, con el velero cada vez más roto, olas de 4 mts y vientos nocturnos que parecían derribar al barquito, más cercano a ser aquel juego de papel escolar que uno de verdad.

Lo peor de todo se vivía por las noches. Incómodos, con absolutamente todo desparramado por el piso (era imposible intentar ordenar, porque era imposible mantenerse erguido sin sentir las ganas de vomitar), desde el aceite de cocina, agua, ropa, hojas…cualquier cosa podía encontrarse en el piso, estrecho y húmedo. El olor a respiración contenida, la transpiración calurosa de cada uno de nosotros, sumado al diminuto y progresivo aire fétido proveniente del baño, hacía que acostarse e intentar dormir fuera casi imposible. Pero por sobre todas las cosas era la angustia e incertidumbre que por las noches se adueñaba de nuestros cuerpos, por no sentirnos seguros y estar permanentemente en riesgo, en las manos de un capitán que NO dormía.
Es que Philip se ponía el despertador del celular cada 7 minutos para comprobar que todo estuviera bien. ¡Pero NADA ESTABA BIEN!.
¡Fuck, fuck!. Se escuchaba al Capitán gritar, entre olas inmensas y ruidos de cadenas y velas. ¿Está todo bien, Philip?. Le preguntaba por las noches a cada rato, aterrada como nunca en mi vida. ¡Don t fear, Philip is here! (No teman, Philip está acá!). Gritaba este hombre, el fundamentalista de la Ruleta Rusa, que a nada temía, ni a la vida, ni a la muerte…

No me quiero morir, Philip.- Le dije angustiada la segunda noche.
Eso es inevitable.- respondió (¡Uau, muy alentador proviniendo de un capitán!).
Pero no me quiero morir en el mar.
¿Y como te quieres morir?- (¡y dale con la mala onda!)
Me quiero morir de vieja, en una cama, que no es lo mismo a morirse en una cama vieja (la cama en la que estaba era vieja, va, en realidad era una mesa transformada en cama, que se caía cada dos por tres).

La frutilla podrida del postre fue el momento en que tuve que verle los huevos o eggs a Ron. Sí, perdón pero tengo que confesarlo, se los ví. Y encima justo estaba tirado en la cama  mesa sobre la que reposaba mi cuerpo. No voy a describirles como eran, sería una falta de respeto, pero entre la incomodidad, la angustia, el terror nocturno, la locura del capitán y ahora los huevos de Ron, mi vida se estaba transformando en una pesadilla.
(abajo, foto de la posición típica de Egg Man y los calzones característicos de este marinero, de buen corazón)

 Y así, sin certezas ni cerezas llegó la última noche en alta mar, la peor de todas, por votación unánime. Y acá tengo un reproche que hacer. Sí, perdoname Ariel, pero creo que desde que tenés piernas te volviste muy cancherita y renegas de tu pasado en el mar. Vos eras la Sirenita, la reina indiscutida…te invoqué una cantidad de veces esa noche pero bien que te hacías la boluda. ¡Al final solo vivís para tu príncipe y para juntarte con tus amigas a tomar té verde!. Esa noche era imposible no sentirse solo y desprotegido. El viento soplaba imponentemente y la lluvia, vestida de olas, entraba por la ventana rota de nuestro techo. Baldazos de agua recibíamos con Joaquín. 

¡Che, es imposible dormir así!. Desesperada, tan desesperada estaba que ni el llanto me salía. Solo bronca, enojo y angustia conmigo misma. ¿Por qué, por pagar barato contratamos a este pibe que está loco? ¿Por qué no nos fuimos en avión?. ¿Saldremos vivos de esta noche?. Nunca había sentido la muerte tan de cerca. De repente…¡PUM!. El ruido de un fierro caer (sin saber qué era), sumado a la puteada de Philip, por haber estado a punto de chocar contra un barco, hicieron que apretara a Joaquín con todas mis fuerzas y como por arte de magia descubriera el secreto de la vida (disponible en google. Escribís: secreto de la vida y aparece escrito).

(Bueno, es obvio que estamos vivos en este párrafo). Pasó la noche, la más larga de nuestra existencia y a la madrugada nos enteramos que el estridente sonido nocturno había sido nada más ni nada menos que una vela caer. Ahora estábamos navegando con lo último que nos quedaba, la resaca…una velita resquebrajada. Pero hagamos un reconto de todo lo que NO teníamos hasta este momento: NO HÉLICE, NO VELAS, NO VENTANA, NO GRANOLA (Ron se comió la mitad del paquete), NO MORAL…¿Algo más podía pasar?...si, si. ¡No me digas que algo con el GPS! (pregunta mi otro yo). ¡Sí! ¿Cómo sabías? ¡Soy tu otro yo, soy vos al mismo tiempo!(comenta sonriente). El tema es que la pantalla del GPS se empezó a achicar cada vez más y el destino que estaba marcado empezaba a desvanecerse tal como el sol en el horizonte.

¡Philip! ¡Creo que la entrada es por allá!- gritó entusiasmado Joaquín. (¡Cualquiera que un marinero que no es marinero busqué una entrada!). Pero como en esta historia todo fue cualquier cosa…¡que termine con otra cualquiera!. A lo lejos, un barquito de buceo turístico se acercó a nuestro ya venido a menos velerito y rápidamente nos prestó su ayuda. (Las llamadas reiteradas al Guarda Costas realizadas por Ron no habían surtido efecto, quizás por el volumen de voz que implementó Egg Man para pedir rescate, menos garra que Macri en un discurso le puso).
Primero se fueron Aimé y Guille, porque nuestra amiga había sido la más damnificada por la experiencia, mientras que Philip intentaba arrastrar el velero (de 11 mts)
con su gomoncito de 2 mts, desinflado y muy parecido a los botes que regalan en navidad a los niños para las piletas. Sin ser experta en cálculos físicos, todo indicaba que el intento de Ruleta por mover el barco con su inflable, sería un fracaso...
 Camino 2: La vida y la muerte: entre el drama y la emoción.
Se desatan los nudos y crece, en la inmensidad de la nada, la única vela que nos lleva hacia más vida. Capitán que nada entiende sobre el miedo, liberado de su rostro agazapado, dispuesto a morir, dispuesto a vivir.
¿Qué tan dispuesta estoy a vivir?
A abrazar y amar la vida...
ese es mi nudo, en el mar lo encontré.
No es la muerte telaraña en mis pensamientos, tampoco la angustia de su intransigente paso la que salpica gotas de temor y sal.
Es la valentía necesaria para llegar a ser humano la que entorpece con su coraje cualquiera de los intentos por desvestirme del temor.
La más costosa negligencia es con uno mismo,
cuando el vivir se arroja a la marchanta y el aroma de una flor poca cosa nos resulta.
¿Cual es el precio de la negligencia?
200 dolares o dejar de ser humano...y ¡Qué difícil es volver a ser humano cuando se ha dejado  de serlo! (Alejo Carpentier).
(Foto Aprendiendo a Viajar, amigos, cómplices y testigos de los hechos. Si quieren otro camino a elegir para leer sobre esos días en alta mar visiten su página: aprendiendoaviajar.blogspot.com).

25 comentarios:

  1. Saco dos conclusiones de su relato entre la vida o la muerte: o veo la vida/muerte muy dramatica; y los dos relatos me parecieron tragedia... que es muy problable de mi.. O mejor dedicate a escribir drama porque la comedia no es lo tuyo, (salvo el que no es lo mismo morirse de vieja en una cama que en una cama vieja, eso me hizo reir). Puede que sea una mezcla de las dos... Un besoo, Ro.

    ResponderEliminar
  2. Cuanto más cerca se está de la muerte, más se disfruta la vida. Sobre todo en sus cosas más sencillas. Calculo que lo habrán experimentado cuando volvieron a dormir en un colchón o bien en la Westy misma. A veces el hombre necesita recibir un sacudón así como para cambiar la manera de disfrutar o encarar la vida. Lo digo con conocimiento de causa, porque en el año 2004 y con solo 21 años estuve enfermo de cáncer. La muerte me guineó un ojo pero me aferré a la vida de la misma manera en que vos, Clari, te aferraste a Joaquín. Y así aprendí a vivir y disfrutar de la vida de una manera diferente. Como consejo, solo les diría que vivan la vida tan intensamente, que merezca ser recordada. No muy lejos de lo que están haciendo en este momento. No sabemos qué tan cerca estamos de la muerte, puede estar acá a la vuelta de la esquina, por eso no queda otra que vivir la vida! Mientras ustedes sobrevivieron a 5 días de mar abierto, acá en Buenos Aires, una tormenta con vientos huracanados de más de 120 km/h, se llevó 17 vidas y cientos y cientos de destrozos. Con esto quiero decir que seguridad no la tenemos en ningun lado, aunque, como dice mi madre, eso no nos da derecho a caminar por la cornisa permanentemente con el único pretexto que "si me tiene que tocar, me va a tocar". Cuidense y disfruten.

    ResponderEliminar
  3. Andrés gracias por escribir siempre de una manera tan abierta, es muy lindo recibir comentarios que todos podamos compartir. Ro, para mí estaban buenos los chistes que hice jaja... sí, seguramente el chistometro marque el nivel mínimo de comicidad, pero era complicado, entre tanto drama, apelar al grado máximo de risa...ahora, que alguien escriba un buen chiste para ablandar la tragedia que escribí!!! (yo soy malísima con los chistes de salón, no tengo memoria)

    ResponderEliminar
  4. Para mi que Ron y Phillip estaban entongados y se hicieron de una buena cantidad de plata...jaja!!
    Bueno relato, no me quiero imaginar esa descripcion de aRon..indescriptible!! La vida es para gozarla, la vida es para vivirla mejor (lo dijeron los Cadillacs alguna vez!!) creo que fue una experiencia mas del viaje, aunque le hayan tocado el hombro y escabullido por el costado!!

    ResponderEliminar
  5. Para descomprimir un poco entonces, podríamos decir que más allá de todo, el huevo izquierdo de Ron es el que trajo la suerte (?).

    ResponderEliminar
  6. Al final resultaron ser 2 cagones! Los quiero, MURRAY

    ResponderEliminar
  7. Ya lejos de esas noches, puede verse lo literario del asunto, bien podría leerse la historia en páginas de Álvaro Mutis (por la aventura), o de Hoffmann por lo terrorífico. También, si uds no hubiesen sido las víctimas de ese capitán loco, podría preguntarse uno cómo pueden existir seres con esa posición frente a al vida: de aventura, de desidia, de confianza (o indiferencia) en el azar, en el universo... un tipo que no duerme, que navega sin mapa, que tiene un barco tan destartalado como el Tramp Steamer de Mutis, que viene de otros océanos y se embarca para otros desconocidos: creo que si hubiera transportado mercancías podría hacerse una epopeya de él. Demás que hasta le faltaban dientes y tenía un permanente olor a ron añejo. Me gustaría mucho si cuelgan una foto de él: debe ser todo un personaje -sí, sí, malvado y todo-.

    Me alegra estén bien, y claro, la moraleja es que antes de embarcarse a algo por economizar calculen los riesgos de hacerlo, aunque creo que sobra decírselos desde la comodidad de mi escritorio-. jeje

    Eso sí la mala para el polizón Ron, cuál papa moribundo ¬¬

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, vos sos Roman, el poeta gaucho aventurero suizo?

      Eliminar
  8. donde habian dejado la Tau jejje en la westy?
    Quizas la cercanía de la muerte acelera el apendizaje de lo esencial de la vida, uno se queda con lo importante que deberiamos apender sin tanto susto ¿no?
    Cuidense rezo por ustedes, creo que hace falta jeje...abrazos

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. jaajaj el chiquito del video es una especie de zorba el griego cuando baila...
    respecto del relato del viaje en velero, he confirmado que soy muy cagonnn
    me hubiera bajado en el primer problemita q tuvieron....
    la verdad increible esoo
    q huevos q huevoss...
    saludos y abrazoooss
    toda la suerte!

    ResponderEliminar
  11. Muy fuerte.
    Se sintio mucho el miedo que tuvieron...mucho valor mucho coraje
    un abrazo enorme a los dos!

    ResponderEliminar
  12. Ciro y Juli, gracias por la compañía de siempre, algún día nos vamos a conocer! Javi, nos gustan tus apariciones repentinas, no nos vemos hace muchísimo pero a la vuelta si o si nos debemos unos mates...

    Queremos compartir a la distancia y apoyar a nuestros amigos, Cuqui, Manu y muchísimos más en la situación de "Bosque Alegre". Lean los que puedan un escrito en facebook que escribió Lucas Palacios contando bien el tema, muy claro, firme y concreto. Qué loco, pero este tipo de conflictos, en diferentes caras, está presente en muchos otros lugares, lo vimos en Taganga, Colombia; Panamá y su casco histórico; la selva ecuatoriana y las compañías petroleras, los mapuches en San Martín de los Andes...y la lista es interminable! lo que los une: intereses privados que avasallan lo público. ¡Saludos a todos!

    ResponderEliminar
  13. puf... para mi siempre fuiste clara la exagerada, pero tengo que admitir, que cuando emprendieron viaje en el velero, y yo no les habia escrito, me invadio la sensacion de que no me habia despedido... asi que hoy que estan vivitos y coliandos puedo ver parte de comicidad en la situacion, y reirme un poco de los dos... otra no queda... porque lo pensas dos veces y no se entiende como lo aceptaron jaja
    que bueno que esten bien y puedan contarlo!!
    clari esta espectacular lo que escribisteeee cada vez mejor!!!
    saludos a los dos, philip, ron y su huevo

    ResponderEliminar
  14. que suerte que no me enteré de nada antes de que embarquen , sino no iba a pegar un ojo hasta que den señales de vida otra vez!!!! iba a estar como Philip, con despertador cada 7 minutos llamando a tu vieja,... supongo qu eestarán disfrutando mucho estar en tierra firme, dormir en camas viejas, etc... besos a los dos y a ver si a la vuelta pasan por acá!!

    ResponderEliminar
  15. Heу! I could have swοrn I've been to this site before but after checking through some of the post I realized it's new to me.
    Nonetheless, I'm definitely glad I found it and I'll be boοkmarκing
    and checking back оften!
    Also see my web page: Biotechinternational.Co.uk

    ResponderEliminar
  16. These іngгеdients аlso οperаtе togethег to help lіghten the sκin and keep thе all гοund looκ оrganiс and
    сοnѕtant.

    Look into my page go to website

    ResponderEliminar
  17. Everyοne lovеѕ іt when peoplе get togеther anԁ share thoughts.

    Great blοg, cοntinuе the gooԁ worκ!


    Feel free to viѕit my wеb sitе:
    Supplemental Resources

    ResponderEliminar
  18. Mаgnіficent goodѕ from уou, man.
    I have undегstand yοur stuff previous to
    and you're just extremely great. I really like what you have acquired here, really like what you are stating and the way in which you say it. You make it entertaining and you still care for to keep it sensible. I can not wait to read much more from you. This is really a wonderful site.

    Take a look at my site ... Read the Full Write-up

    ResponderEliminar
  19. Whеn someone writes an post hе/shе maintаinѕ thе plan of a useг in his/hеr brain thаt hoω а uѕеr
    can unԁerstand іt. Therefore that's why this article is outstdanding. Thanks!

    my homepage Www.Sfgate.Com

    ResponderEliminar
  20. I'm not usually one for writing critiques but considered I would pencil my (very) limited experience with ecigs.

    Here is my web-site green smoke promo codes

    ResponderEliminar
  21. This iѕ a еxcеllent site Itу! Lots of people may benefіt from it and
    you are ѕaving lіves еverуtime.
    Amаzing.

    Μy web blоg green smoke

    ResponderEliminar
  22. I havе аttempted prеtty much eveгy form of e-cіg on the market.
    І'm able to honestly tell you just how Green Light up is the best a single! I use to market e-cigs, and after going through a ton of problems, I realized I had been selling crap. Green Smoke cigarettes has done their particular homework. Absolutely no leaks, absolutely no dead electric batteries and atomizers. In addition, the batteries last forever between costs. I love Green Smoke so much, I sold out my business and have become a salesman. for them. It really is Green Smoke cigarettes for me all the way!

    Feel free to visit my web blog; green smoke retail Locations

    ResponderEliminar
  23. Ι havе been ѕuгfing online moгe than
    2 hours todаy, yet I neveг found any interesting article likе yourѕ.
    It's pretty worth enough for me. In my opinion, if all website owners and bloggers made good content as you did, the web will be a lot more useful than ever before.

    Feel free to surf to my web-site ... skyviewcottage.ca

    ResponderEliminar
  24. grеаt put up, verу informаtive.
    I wοnԁer whу the otheг exрerts of this seсtοr don't realize this. You must continue your writing. I'm ѕure, you
    hаve a great rеadeгs' base already!

    Here is my web site http://www.sfgate.com/business/prweb/Article/V2-Cigs-Review-Authentic-Smoking-Experience-or-4075176.php

    ResponderEliminar

¡Para dejarnos un comentario tenes que elegir la opción ANÓNIMO y simplemente escribir lo que quieras compartir!